Cáncer de estómago

Diagnóstico de Cáncer de Estomago

El cáncer gástrico es una enfermedad de evolución lenta y silenciosa que suele manifestarse por la aparición de alguna complicación del mismo (úlcera que produce dolor y/o sangra). Provoca afectación del estado general (cansancio, pérdida de apetito, pérdida de peso y pesadez o dolor de estómago) y anemia crónica. Su incidencia aumenta con la edad aunque puede darse también en pacientes jóvenes. El diagnóstico se realiza por endoscopia con biopsias, y la única opción curativa es la cirugía asociada a quimioterapia complemantaria, cuando está indicada.

Un porcentaje elevado de cánceres gástricos presentan una estadio avanzado en el momento del diagnóstico. Antes de decidir el tratamiento más oportuno se debe realizar una buena estadificación del tumor (para ver si está diseminado y si se puede o no extirpar). Los métodos habituales de estadificación (TAC abdominal, etc) son poco fiables siendo muy superior la laparoscopia diagnóstica. Toda la cirugía del cáncer gástrico debería iniciarse con una laparoscopia que nos permitiera, sin necesidad de abrir al enfermo, explorar y ver la cavidad abdominal para poder descartar implantes y extensión de la enfermedad a otros órganos (se evita así un 30% de operaciones innecesarias).

En los casos en que no se puede extirpar el cáncer, se realiza una cirugía paliativa (gastroenteroanastomosis) por laparoscopia, con lo que el enfermo a las 72 horas puede iniciar tratamiento complementario con quimioterapia, sin haber alterado su inmunidad y evitando infecciones o complicaciones que retarden el inicio del tratamiento. En caso que hubiera respuesta a la quimioterapia, la cirugía de rescate es mas fácil si la primera operación se hizo por laparoscopia puesto que existen menos adherencias.

Tratamiento de Cáncer de Estomago

Cuando el cáncer es curable, la mejor opción es una cirugía amplia (gastrectomía), extirpando junto al estómago los ganglios linfáticos por donde se disemina el tumor. Esta cirugía se puede hacer por laparoscopia, pero requiere de un Equipo y Centro entrenado para obtener unos resultados óptimos de curación que superan el 90% en los estadios iniciales.