Cirugía de la diabetes tipo 2

La Diabetes tipo 2, es una de las más comunes y pesadas enfermedades que puede sufrir el ser humano. Solo el que la padece y sus familiares son conscientes de su gravedad.

Esta enfermedad, en muchos casos unida a la obesidad, ha experimentado un crecimiento exponencial en los últimos años. Tanto es así que la Organización Mundial de la Salud, estima que en el año 2030 existirán en el mundo 310 millones de pacientes con diabetes mellitus, en su gran mayoría, afectos de obesidad simultáneamente.

El coste socio-sanitario será inabordable por parte de cualquier país.

En España, la prevalencia actual de la diabetes mellitus tipo 2 está en torno al 10-15% de la población mayor de 18 años, lo que supone que casi el doble que hace 15 años. Con estos datos, se estima que en torno a 6 millones de españoles entre 30 y 65 años presentan diabetes tipo 2, y alrededor de 5 millones se asocia a la obesidad.

Es conocido por el público en general que el paciente diabético no puede comer azúcar, ni determinados tipos de alimentos, que se pincha insulina y que es una enfermedad crónica y grave.

¿Por qué es una enfermedad grave?

La diabetes produce una lesión en la pared de los pequeños vasos, es lo que llamamos arteriopatía diabética, que conduce a la  isquemia en todos los órganos y tejidos (impide que la sangre les llegue) lo que se traduce en una lesión permanente y muerte de esos órganos y tejidos. Como consecuencia se produce gangrena en los dedos de los pies, en las piernas y extremidades, teniendo que realizar amputaciones en los dedos, pies o extremidades.

A nivel de riñón, hace que no filtre la orina, dejando de funcionar, precisando diálisis, incluso trasplante de riñón.

A nivel ocular, produce retinopatía diabética que conduce a la ceguera.

Podríamos seguir con una larga lista de secuelas de la diabetes que conocen bien los médicos, y  que solo nos conducirían a la depresión.

La gran noticia es:

¡HOY LA DIABETES SE OPERA Y SE CURA!

¿Es esto verdad? ¿Cómo se puede curar una enfermedad metabólica?

Desde hace casi tres décadas que venimos realizando la cirugía de la obesidad, donde como hemos indicado, la mayoría de los pacientes son diabéticos, y comprobamos que la diabetes se curaba en los pacientes que se sometían a esta cirugía. Comprobamos también que aquellas operaciones que evitaban que los alimentos pasaran por el duodeno, junto al páncreas, que es el responsable de la diabetes; curaban más la diabetes, que aquellas que solo hacían perder peso. Esto se corresponde con el hecho de que un diabético en ayunas, que no coma, necesita menos medicación o insulina que cuando come.

Estas observaciones nos llevaron a realizar diferentes investigaciones que permiten afirmar que al excluir el paso de los alimentos por el duodeno, junto al páncreas, se bloquean múltiples hormonas que forman parte de la cascada que conduce al fracaso pancreático y la diabetes.

De ahí que la operación de By-pass gástrico se hiciera tan popular, pues al no pasar la comida por el duodeno, producía altos índices de curación de la diabetes, hipertensión, etc.

Este descubrimiento nos condujo a realizar una operación en la que sin ser importante la pérdida de peso, pues son pacientes no obesos, curarse la diabetes comiendo normal.

¿En qué consiste esta operación?

Es una operación que modificando la anatomía del tubo digestivo, aleja los alimentos lo más posible del área del páncreas, sin afectar a la absorción metabólica de la parte distal del intestino. Actúa preferentemente sobre lo que los cirujanos llamamos asa biliar. Esta operación cumple los criterios expuestos al principio de esta explicación.

Para que el lector lo entienda, podríamos decir que es parecido al By-pass. Es lo que en adelante llamaremos By-pass tipo III.

El realizar esta cirugía por laparoscopia reduce los riesgos de infecciones y problemas de las operaciones.

¿Cuándo se puede realizar esta operación?

La respuesta es sencilla, cuando aún queda reserva pancreática (no está totalmente destruido el páncreas) que medimos mediante el péptido C y los anticuerpos anti células bpancreáticas. A través de una analítica de sangre)

Tras varias conferencias y reuniones médicas sobre el tema, la primera en Roma en 2009 y la última en Los Ángeles en 2010; podemos decir que la diabetes tipo 2 se cura con una operación, estableciendo unos parámetros que nos aseguran los mejores resultados, estos son:

Edad: 30-65 años.

  • Diabetes mellitus tipo 2 en tratamiento con antidiabéticos orales.
  • Diabetes mellitus tipo 2, insulino-dependiente desde menos de 7 años, y de difícil control (HbA1c > 8.0%)
  • Diabetes mellitus tipo 2 de menos de 10 años de evolución.
  • Pacientes diabéticos cuyo páncreas tenga reserva endocrina suficiente (péptido C ≥ 1 ng/ml).
  • Anticuerpos anti células β pancreáticas negativos (ICA, IA-2, GAD 65 K).
  • Pacientes con Obesidad (IMC> 30 kg/m2) asociada a diabetes tipo 2.

Dado que junto a la diabetes se curan otras enfermedades como la hipertensión, colesterol, triglicéridos, etc….este tipo de cirugía se le denomina “Cirugía metabólica” de la que se hablará y escribirá mucho en los próximos años.

¿QUÉ ES LA CIRUGÍA METABÓLICA?

En los últimos días; especialmente tras el XVI Congreso Mundial de Cirugía de la Obesidad y Enfermedades Metabólicas, celebrado en Hamburgo, donde se nos reconoció como Centro de Excelencia; se ha escrito mucho en prensa y medios de comunicación sobre la cirugía metabólica.

¿Pero qué es y en qué consiste la cirugía metabólica?

La cirugía metabólica es aquel tipo de cirugía que está encaminada a curar o mejorar aquellas enfermedades del metabolismo que a la corta o a la larga, van a producir la muerte o incapacidad del que las padece.

¿Cuáles son esas enfermedades?

Una larga lista de más a menos graves enfermedades invalidantes la componen: diabetes, hipertensión, triglicéridos y colesterol alto, hepatitis o hígado graso, etc..

Estas enfermedades pueden ir o no asociadas a obesidad. Al poder presentarse en pacientes sin obesidad y tratarse mediante cirugía, es por lo que ha recibido el nombre de cirugía metabólica; puesto que corrige la alteración del metabolismo o el mecanismo de acción, que produce la enfermedad.

¿En qué  consiste la cirugía metabólica?

Es la actuación sobre parte o partes del aparato digestivo donde se producen o inducen determinadas hormonas que por uno u otro mecanismo son responsables de la enfermedad: diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia, etc..

He de adelantar que aún hoy, sabiendo que curan la diabetes y enfermedades metabólicas, se nos escapa de nuestro conocimiento muchos de los mecanismos de acción.

¿Qué resultados se obtienen con esta cirugía?

Depende de la enfermedad metabólica de que se trate; del tiempo de evolución de la enfermedad; de la gravedad de la misma o lo que es lo mismo, cantidad e intensidad de medicación necesaria para su control médico.

Por ejemplo, es fácil de entender que responderá mejor un paciente que tome medicación oral para controlar su diabetes, que si precisa insulina.

Pero como indicábamos en el blog, los índices de curación varían entre el 75% a los 6 meses de la operación, hasta el 85% a los dos años, habiéndose comunicado cifras de curación hasta el 97% durante  el XVI Congreso de la IFSO (Hamburgo 31 de agosto al 3 de septiembre de 2011)

¿Quiénes se benefician de esta cirugía metabólica?

Los diabéticos tipo II, los hipertensos, los que padecen problemas graves de hipercolesterolemia, hayan dado o no complicaciones (arteropatía, infarto, etc..)

¿Quién debe hacer esta cirugía y donde?

Aquí adquieren su mayor importancia los Centros de Excelencia en Cirugía Bariátrica y Enfermedades Metabólicas, por dos motivos:

  • Garantizan tener equipos expertos en esta enfermedad (cirujanos, endocrinos, etc…)
  • Sus resultados son controlados por un comité internacional.

Esto supone una garantía para el paciente que se somete a este tipo de cirugía.

En conclusión, es recomendable que un paciente afecto de diabetes tipo 2 consulte con un centro de Excelencia para conocer si su diabetes es curable con cirugía.

tag: 
diabetes