Balón gástrico o intragástrico

El balón gástrico o intragástrico, consiste en la colocación de un globo o balón dentro del estómago que se llena de líquido y produce la sensación de haber comido. El globo que se introduce es una esfera de silicona, este procedimiento se realiza bajo sedación por un endoscopista. Dentro de la cavidad gástrica se insufla con 400 - 600 cc de agua. Este balón disminuye la sensación de hambre y produce una saciedad precoz.  Se ha de retirar a los seis meses de la colocación, también por endoscopía bajo sedación. Al retirar el balón, si el paciente no ha cambiado los hábitos alimenticios y no tiene  actividad física rutinaria, se producirá el efecto rebote de la pérdida de peso, recuperando en la mayoría de los casos el peso perdido, y otros incluso aumentando. Está indicado para pacientes con obesidad leve en quienes fracasaron el tratamiento médico-dietético, no para pacientes obesos mórbidos.

Desde el Centro Laparoscópico Ballesta no recomendamos el uso del balón gástrico, en primer lugar porqué en base a diferentes estudios científicos y a nuestra experiéncia personal, consideramos que se trata de un procedimiento inefectivo y peligroso. En segundo lugar porqué las mismas instituciones como la Generalitat de Catalunya desaconseja su uso y animan a todos los pacientes que lleven colocado un balon intragástrico a retirarlo de inmediato.