Cirugía de la obesidad mórbida

CIRUGÍA DE LA OBESIDAD: Las diez preguntas que toda persona debe de hacer antes de entrar a un quirófano.

La cirugía de la obesidad es una operación que cada vez se realiza con más frecuencia en los países desarrollados. Siendo múltiples y variadas las técnicas y procedimientos empleados para controlar la obesidad. Esto ha comportado una gran confusión en las personas que han decidido operarse, por lo que es bueno hacerse diez preguntas que ha de tener claras antes de entrar a quirófano y que su cirujano debe ayudar a esclarecer:

1º Dentro de todas las técnicas de cirugía de la obesidad ¿Cuál está dando mejores resultados?

Actualmente la más efectiva es el by-pass gástrico por laparoscopia, una técnica mixta (con componente restrictivo y malabsortivo)

Las técnicas o procedimientos que se realizan para tratar la obesidad, se dividen en tres grupos:

Restrictivas puras (reducen la cantidad de alimentos que podemos ingerir sin actuar sobre la absorción) aquí incluimos desde el balón intragástrico; el POSE, la gastroplastia vertical anillada, la banda gástrica y el sleeve o manga gástrica. Los resultados no son buenos y se abandonan en cuanto el público se da cuenta que no funcionan.

Técnicas mixtas. La más representativa es el by-pass gástrico. Es una técnica reversible, que consiste en reducir la capacidad del estómago y derivar los alimentos para que se absorban tres metros después del duodeno. Es la que mejores resultados da en el tratamiento de la obesidad.

Técnicas malabsortivas. Son aquellas cuyo objetivo final es que no se absorba lo que se come. Entre ellas, las más conocidas son la diversión biliopancreática y el scopinaro y sus variantes. Son las que consiguen las pérdidas de peso más importantes; pero los problemas que conllevan de diarreas y déficit de absorción de los oligoelementos, vitaminas, etc, las desaconsejan como procedimiento estándar, dejándolas indicadas para aquellos pacientes que superan los doscientos kilos.

2º Una vez realizada la cirugía ¿los resultados son permanentes?

Se considera éxito cuando desaparece la obesidad, se cura la diabetes, hipertensión y el resto de enfermedades que están ligadas a ella (comorbilidades) y esa pérdida de peso se mantiene en el tiempo. El índice de curación (si descartamos dietas, balones y POSE) es del 87% para el by-pass gástrico, que es una técnica mixta; superado el 90% por las técnicas malabsortivas tipo scopinaro. Si bien esta última, tal y como hemos indicado más arriba, por los problemas y secuelas que puede producir, se desaconseja.

3º ¿Que riesgos tiene la cirugía de la obesidad?

Los riesgos en esta cirugía son menores que los de una operación de prótesis de cadera, pero dependen de muchos factores.

De las características del obeso; no tiene el mismo riesgo un obeso que ha tenido un infarto de miocardio o lleva stents coronarios o que es diabético o hipertenso, que un obeso sin enfermedades.

No responde igual a una operación un obeso de 30 años que uno de 60, ni es lo mismo operar a un paciente de 200 kg que de 100 kg.

Depende del hospital qué elija. No tiene el mismo riesgo operándose en un hospital bariátrico, donde realizan esta cirugía cada día, que en un hospital general que operarán un paciente cada mes.

Otro factor que condiciona los riesgos de la cirugía es la experiencia del cirujano que realiza las intervenciones. No tiene el mismo riesgo si es la primera operación que realiza el cirujano, que la cien o la mil “cuanta más experiencia, menos riesgos”

4º ¿Qué espero yo conseguir con la cirugía?

Esta respuesta depende de cada paciente en particular, es obligado analizarse en profundidad para no esperar sueños imposibles (volver 20 años atrás, recuperar el afecto de la pareja, etc…) Para los pacientes mayores y con comorbilidades (diabetes, hipertensión, CEPAP, o pendientes de operación de cadera) el resultado está garantizado pues se curan o mejoran las comorbilidades, y no es tan importante alcanzar el peso ideal. Quizás, esto último en los jóvenes, es su principal intención y que no siempre se consigue.

La cirugía consigue bajar de peso y curar comorbilidades, pero nada más.

5º ¿Cómo elegir un centro donde operarse?

A veces esto no es fácil, existe mucha publicidad engañosa, incluso camuflada en centros de aparente prestigio.

Algunos puntos que pueden ser útiles para la elección del equipo quirúrgico son: la experiencia o el número de operaciones que dice que ha realizado el cirujano cada año, confirmándolo en el colegio de médicos o por la declaración de hacienda (son dos signos de rigor) El prestigio, seriedad, y equipamiento del hospital donde opera. Hay que huir de operarse en una clínica pequeña u hospital no acreditado.

El número de controles y criterios con el que exponen los resultados e indicaciones en las web. Ojo con los testimonios de: “a los tres meses perdí 20 kg” pues no dicen que pasó seis meses o un año después. Es posible que haya recuperado 30 kg como ocurre con el balón intragástrico o el POSE.

6º ¿Es cierto que hay que hacerse controles periódicos?

Sí, todas las operaciones, unas más o menos que otras, exigen de controles periódicos durante el primer año y posteriormente cada año. Son importantísimos, especialmente en las técnicas mixtas y malabsortivas.

Desconfíe del cirujano o centros que no le obliguen a realizarse controles. Pues difícilmente van a ser creíbles sus resultados. Pues si no controla ¿cómo sabe si la operación va bien?

7º ¿Con mi edad puedo realizarme la cirugía?

La cirugía de la obesidad, no está limitada por la edad, si no por el estado del paciente. El límite inferior es el desarrollo en el niño-adolescente, que viene marcado por la aparición de la regla en la mujer y la osificación de los cartílagos de crecimiento de los niños.

La edad máxima viene marcada por el riesgo anestésico del paciente. Se realizan cirugías hasta en pacientes de 73 años.

En las edades extremas, los protocolos de estudio han de incluir parámetros específicos.

8º ¿Cuándo es el mejor momento para someterse a esta cirugía?

El momento ideal para operarse, con el menor riesgo posible, es antes de los 50 años, cuando el IMC está entre 40 y 50, y no han aparecido enfermedades asociadas a la obesidad, como son la diabetes, hipertensión, apneas del sueño, etc… En conclusión: pacientes jóvenes que les sobran de 30 a 40 kg de peso y no presentan ninguna enfermedad asociada.

9º ¿No podría operarme por endoscopia?

Los tratamientos que se realizan por endoscopia (a través de un tubo que se mete por la boca hasta el estómago) como el balón intragástrico, POSE, método APOLLO, etc.. no consiguen reducir la capacidad del estómago, estando relacionada la pérdida de peso inicial con la dieta que obligatoriamente han de realizar los pacientes. A los seis meses de realizado el procedimiento se ha recuperado el peso perdido que oscila entre 10 y 20 kg, como mucho. Por consiguiente, podemos asegurar que los procedimientos endoscópicos no incluyen los requisitos necesarios (pérdida de peso) para ser considerados tratamiento para la obesidad.

10º ¿Qué avances se esperan a corto-medio plazo en la cirugía de la obesidad que me puedan ayudar?

Una cirugía cada vez menos invasiva, combinado laparoscopia y endoscopia. Estudios de nuevos medicamentos y vacunas que curen la obesidad y sus comorbilidades. Si bien antes de los próximos diez o quince años, no parece que se pueda disponer de ellas.

Aunque en la investigación médica en cualquier momento salta la idea y entonces todo va más rápido.La obesidad mórbida es considerada hoy como la pandemia del siglo XXI

 

¿Qué es la Obesidad Mórbida?

La obesidad es el acumulo excesivo de energía en el cuerpo humano en forma de grasa, la cantidad del exceso de grasa y, principalmente, su localización condicionan la gravedad de la misma. La localización de los depósitos grasos en la parte superior del cuerpo supone una mayor amenaza para la salud, con mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o cerebrovascular.

Podemos diferenciarla en androide o central, donde el acumulo de grasa se encuentra en la región cervical, tronco, abdomen superior y fascies (más frecuente en varones), quienes sufren un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes. Y la obesidad Ginoide o periférica, donde el tejido graso se acumula en la parte inferior del cuerpo: cadera, glúteo y muslos (más frecuente en mujeres), sufriendo de trastornos venosos de las piernas, acompañados de artrosis de rodillas y columna.

Por ello la Obesidad es una Enfermedad Crónica que se produce por la ingesta excesiva de calorías, y la falta de utilización de las mismas (actividad física), y esta diferencia, crea un acumulo de energía en forma de grasas. Es una Enfermedad por que se traduce por otras patologías o enfermedades que ponen en riesgo la vida de estas personas, (los médicos la llamamos comorbilidades) tales como: la Diabetes(exceso de azúcar en la sangre), hipertensión(presión arterial elevada) , Dislipidemia (colesterol y triglicéridos altos en sangre), Enfermedades cardiovasculares (angina de pecho, arritmias, infartos), Problemas Respiratorios (roncopatía, apneas del sueño, incluso pueden necesitar máquinas para respirar CPAP), Gonartrosis (dolores articulares), Várices en miembros inferiores, incontinencia urinaria, etc. Y Crónica, porque es una patología de larga evolución, es más con varias dietas realizadas y con efecto yo-yo.

¿Cómo medimos la Obesidad?

No es igual un peso de 100 kg. para una persona que mida 1.70mts. que para otra que mida 1.55mts.

Por ello, los médicos y especialistas en nutrición utilizamos el IMC: Indice de Masa Corporal o BMI (siglas en ingles de Body Mass Index), denominado también Indice de Quetelet, es un cálculo para medir el grado de obesidad que tiene una persona. Es un número resultado de dividir el peso de la persona (en kg.) por la talla (altura) al cuadrado (en mts.). El IMC se utiliza para adolescentes y adultos, y traducen según la O.M.S.:

Índice de Masa Corporal

Para obtener tu Índice de Masa Corporal (IMC) puedes introducir tus datos en nuestra Calculadora de IMC

La Obesidad Mórbida es la obesidad cuyo IMC supera los 40. Dentro de la escala se encuentra por encima de lo que es una obesidad grave, y es fácil deducir que todas o casi todas la comorbilidades citadas más arriba tendrá una persona que padece esta enfermedad.

Son pacientes que han probado varios métodos para bajar de peso, desde las dietas milagrosas, pasando por medicamentos, liposucciones hasta someterse a procedimientos tipo balón intragástrico.

Es sabido y comprobado hoy en día que el único tratamiento efectivo para estos pacientes es la cirugía bariátrica (técnicas quirúrgicas u operaciones para tratar la obesidad).

Tienen indicación quirúrgica (para ser sometidos a cirugía) los siguientes:

  • >Pacientes con IMC superior a 35 acompañadas de alguna de las patologías citadas con anterioridad: Diabetes, hipertensión, etc.
  • Pacientes con IMC superior a 40,aunque no presenten comorbilidades, pues estos tarde o temprano las tendrán.

Estos criterios están determinados por la IFSO (Federación Internacional de Cirugía de la Obesidad)

En base a una experiencia personal de más de tres mil cirugías para la obesidad, intentaremos explicar las diferentes técnicas (operaciones) quirúrgicas, sus ventajas e inconvenientes, para que los pacientes y médicos en general logren diferenciarlas.

Cirugía de la Obesidad Mórbida

Cirugía bariátrica

Son los procedimientos quirúrgicos u operaciones que se realizan para tratar la obesidad. La base de la cirugía es lograr la disminución del aporte calórico y la disminución de la absorción de los nutrientes. De ahí derivan las cirugías restrictivas que actúan sobre el estomago, disminuyendo su tamaño; las cirugías malabsortivas que actúan sobre el intestino, haciendo un puente entre ellas; y las mixtas, actuando en ambos órganos.

Existen dos formas de operar, por laparotomía (que es la cirugía convencional o abierta), y  por laparoscopia(sin abrir). Esta última  se practica a través de cinco orificios entre 12 y 5 mm, a través de los cuales se realizan las mismas e idénticas operaciones que por cirugía abierta.

Al operarse por laparoscopia se evitan o disminuyen los riesgos que presentan la cirugía abierta como ser la infección de la herida quirúrgica, por el abundante panículo adiposo que presentan, las  hernias incisionales o eventraciones, problemas respiratorios,  problemas de tromboembolismo debido a la recuperación y deambulación precoz , y, además de cicatrices pequeñas el dolor postoperatorio es mínimo.

Técnicas restrictivas puras

Reducen la capacidad del estómago haciéndolo 20 ó 30 veces más pequeño que antes de operarlo. Pero no actúan sobre el intestino, es decir, sobre la absorción de los alimentos, (por eso se llaman restrictivas puras).

Actualmente son tres técnicas las que se utilizan:

  • Gastroplastia Vertical Anillada. G.V.A.: Se realiza el grapado y sección del estómago a nivel de la porción superior, en la curvatura menor, creando un reservorio de unos 30cc.; en la parte distal del grapado, se coloca una banda que circunda el reservorio.
  • >Banda Gástrica: anilla (cincha o cinturón gástrico): Consiste en poner una banda o anilla alrededor de la parte alta del estómago, con lo cual se consigue una cavidad gástrica más pequeña, y el paciente come menos.
  • Gastrectomía Tubular(manga gástrica, sleeve gastrectomy): Se realiza seccionando el estómago de forma vertical, formando un tubo alargado, eliminando parte del mismo, por lo tanto es una técnica irreversible.

Las técnicas restrictivas puras presentan un problema importante: 3 de cada 4 casos reganan peso y están igual que antes de operarse, por lo que no aconsejamos este tipo de cirugías como tratamiento primario o único. Pueden realizarse como primer paso, en los súper obesos antes de realizarse una cirugía del tipo mixto.

Los pacientes operados  aprenden a  comer alimentos cuyas  digestiones son más ligeras y toleran más cantidad, y  debido a que no se ha modificado la absorción de los nutrientes,  rápidamente recuperan el peso perdido. Por ello es muy importante que el paciente que sea sometido a una cirugía bariátrica, sea del tipo que fuere, tenga presente que debe cambiar no solo el hábito dietario, sino el Hábito de vida, que aprenda a comer (qué, cómo, cuándo, cuánto, cuántas veces), además de practicar y ser constantes en las actividades físicas.

POSE: Es una técnica que intenta reducir el estómago por endoscopia, a través de la boca. Se realiza con anestesia general, considerándose una técnica en fase de investigación, habiendo fracasado en la pérdida de peso los enfermos sometidos a este procedimiento.

Obesidad Mórbida en Centro Laparoscópico Dr. BallestaObesidad Mórbida en Centro Laparoscópico Doctor BallestaObesidad Mórbida en Centro Laparoscópico Doctor Carlos Ballesta

Técnicas Malabsortivas

Consiste en resecar el estómago, dejando una capacidad de aprox 500 cc.. Se secciona o corta el duodeno, que es la primera porción del intestino delgado, haciendo un puente del intestino hasta los 60-100 cm. antes del colon, donde se anastomosa (se empalma), desviando así  la bilis y la secreción pancreática; con ello se consigue una disminución importante de la absorción de  los alimentos, y por ende la pérdida de peso.

 

Esta operación impide que el paciente regane peso (vuelva a engordar). Siendo la más efectiva de las operaciones.

Pero, el problema más grave que plantea, es que produce desnutrición; déficit de vitaminas, oligoelementos, calcio, hierro, etc., además de producir mucha diarrea y  fetidez de la misma. El paciente operado tendrá suplemento de vitaminas toda su vida.

Dado que los pacientes presentan estas complicaciones, en ocasiones de difícil control, se ha pasado a realizar, las técnicas de tipo mixto.

Obesidad Mórbida en Centro Laparoscópico Dr. Ballesta

Técnicas mixtas: By-Pass Gástrico

El By-Pass Gástrico es una técnica mixta, donde hay una parte restrictiva, se hace un estómago muy pequeño, como en las restrictivas puras, (logrando que se coma menos)  y una parte malabsortiva, a través de un puente gastro-intestinal, que varía alrededor de  250 cm de intestino, (disminuyendo la longitud del área de absorción de alimentos) y, sin producir los déficits carenciales de la intervención anterior, permite la pérdida de peso mantenida en el tiempo.

En estos operados No es necesario suplementar con vitaminas y oligoelementos, si bien se han de realizar controles anuales para detectar cualquier carencia antes de que se produzca.

Hoy en día es la operación más realizada en el mundo, considerándose el By-Pass Gástricopor laparoscopiacomo la mejor y más efectiva operación de que se dispone para tratar la Obesidad Mórbida, es decir es el Gold Standard de la cirugía bariátrica.

Obesidad Mórbida en Centro Laparoscópico Dr. Ballesta

tag: 
Obesidad mórbida