Cirugía diabetes tipo 2

La diabetes es una de las enfermedades más graves y pesadas que puede padecer el ser humano. Una enfermedad que afecta a más de 346 millones de personas en el mundo  y que lesiona todos los órganos de nuestro cuerpo (corazón, riñón, ojos, extremidades, etc…) siendo responsable de los altos índices de mortalidad que padecen estos enfermos.

Se caracteriza por hiperglucemia crónica, que se acompaña de alteraciones del metabolismo de los hidratos de carbono, proteínas y lípidos; habiéndose comprobado que su gravedad, mantiene relación directa con el exceso de peso corporal.

Hasta hace unos años, la medicación (metformina) y la insulina eran las únicas posibilidades de tratar, que no curar, la enfermedad. Desde finales de la década pasada, la cirugía permite curar la diabetes tipo 2.

Nadie pensó nunca “que la cirugía pudiera vencer a la insulina” Hoy podemos afirmar que la cirugía CURA (no trata) la diabetes.

¿Pero qué operaciones se hacen? ¿Cómo se hacen y que se consigue con ella? ¿Responden todos los enfermos diabéticos a esta cirugía?

Se sabe desde siempre que la dieta y la pérdida de peso mejora la diabetes y las necesidades de insulina; pero no la cura.

Solo se cura la diabetes si realizamos una operación que actúe sobre la zona del tubo digestivo donde interactúan todas las hormonas que inducen el metabolismo de la insulina. Esto es así hasta el extremo que si realizamos una liposucción, el paciente pierde peso pero no se cura la diabetes. Por consiguiente podemos afirmar que la curación de la diabetes no está relacionada solo con la pérdida de peso producida con la operación, sino con la mayor o menor actuación sobre el aparato digestivo. Así cuanto menos radical es la cirugía, menor es el índice de curación de la diabetes.

En consecuencia, si actuamos solo en el estómago, realizando una banda gástrica, o un sleeve o manga gástrica,  tendremos un índice de curación del 50%. Si realizamos un by-pass gástrico obtendremos un 83% de curación y si practicamos una cirugía metabólica un 98%

Globalmente y en los análisis de 22.000 pacientes, la bibliografía da cifras de resolución total de la diabetes de un 76.8% y mejoría del 85.4%

¿Qué supone la mejoría de la diabetes?

La gravedad de la diabetes se mide por la hemoglobina glicosilada; cuanto más elevada está, más grave es la diabetes (teniendo como valores de referencia normales de HbA1C entre 4% y 6%) cuando consideramos que ha mejorado la diabetes. Esta mejora la medimos por el descenso del porcentaje de HbA1C, sobre el valor inicial (antes de la operación).Los resultados son suficientemente esclarecedores.

Por cada unidad porcentual (1%) que baja la hemoglobina glicosilada se reducen las complicaciones y lesiones que produce la diabetes en los siguientes porcentajes:

Reduce la mortalidad por diabetes en un 21%

El riesgo de infarto de miocardio provocado por la diabetes en un 14%

El riesgo de complicaciones micro vasculares (retinopatía diabética y ceguera; nefropatía diabética y diálisis, etc…) en un 37%

Y el riesgo de amputaciones (por angiopatía) en dedos y extremidades (gangrena) en un 43%

Si tenemos en cuenta que sobre 346 pacientes operados de diabetes en CLB en Barcelona hasta 2013 y auditados por la IFSO, el 60% consiguieron a los dos años estar curados (no necesitan medicación y la HbA1C está por debajo de 6%); y el 40% restante habían mejorado (su nivel de HbA1C había descendido en uno o más puntos porcentuales) manteniendo solo medicación oral para el control de la diabetes, la comunidad diabética de España y especialmente la de Madrid puede estar de enhorabuena, con el establecimiento de Centro Laparoscópico Dr. Ballesta en Ruber Internacional donde aplicará las mismas técnicas para la cirugía metabólica que desde hace años tan buenos resultados viene dando en su centro de Barcelona.

<< pag. inicio CLB Madrid