banner-cirugia-obesidad

CIRUGÍA DE LA OBESIDAD MÓRBIDA

La obesidad / obesidad mórbida

La obesidad es el acumulo excesivo de energía en el cuerpo humano en forma de grasa, la cantidad del exceso de grasa y, principalmente, su localización condicionan la gravedad de la misma. La localización de los depósitos grasos en la parte superior del cuerpo supone una mayor amenaza para la salud, con mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o cerebro vascular.

Podemos diferenciar 2 tipos de obesidad:

  1. Obesidad androide o central: Obesidad androide o central: el acumulo de grasa se encuentra en la región cervical, tronco, abdomen superior y fascies (más frecuente en varones), quienes sufren un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes.
  2. Obesidad Ginoide o periférica: el tejido graso se acumula en la parte inferior del cuerpo: cadera, glúteo y muslos (más frecuente en mujeres), sufriendo de trastornos venosos de las piernas, acompañados de artrosis de rodillas y columna.

La obesidad es una Enfermedad Crónica producida por la ingesta excesiva de calorías y la falta de utilización de las mismas (falta de ejercicio).

“La obesidad no solamente es un problema estético o social sino que puede representar un grave problema de salud para quien la padece al ser desencadenante de multitud de enfermedades ligadas a ésta”

La obesidad conlleva otras enfermedades que ponen en riesgo la vida de las personas, se llaman comorbilidades:

  • La Diabetes(exceso de azúcar en la sangre)
  • Hipertensión (presión arterial elevada)
  • Dislipidemia (colesterol y triglicéridos altos en sangre)
  • Enfermedades cardiovasculares (angina de pecho, arritmias, infartos)
  • Problemas Respiratorios (roncopatía, apneas del sueño, incluso pueden necesitar máquinas para respirar CPAP)
  • Gonartrosis (dolores articulares)
  • Várices en miembros inferiores

¿Cómo se mide la obesidad?

Los médicos y especialistas en nutrición utilizan el IMC: Índice de Masa Corporal o BMI: Body Mass Index, denominado también Índice de Quetelet. Es un cálculo para medir el grado de obesidad que tiene una persona.

IMC = Peso de la persona (Kg.) / Altura al cuadrado (mts.)

TESTIMONIOS

CALCULA TU IMC

DESCARGAR LA GUÍA DE LA OBESIDAD

PortadaGuiaObesidad

¿CONOCE SU PESO IDEAL?

Consulte su índice de Masa Corporal

RANGO IMC CATEGORÍA
Peso ideal Imc entre 19 y 25
Ligero sobrepeso Imc entre 25 y 30
Obesidad leve Imc de 30 a 35
Obesidad grave Imc de 35 a 40
Obesidad mórbida Imc de 40 a 50
Súper obesidad mórbida o extrema Imc de 50 a 60

Dr. Ballesta

TESTIMONIOS

Obesidad Mórbida y Súper Obesidad Mórbida o Extrema

Cuando el individuo obtiene una cifra de IMC superior a 40 se le diagnostica como obeso mórbido y ello es especialmente grave pues los niveles de excedo de peso provocaran otras enfermedades, afectándole directamente a su salud y a su vida.

“Mientras que en los primeros niveles de sobrepeso puede realizarse tratamiento endocrino, en la obesidad mórbida es aconsejable que el paciente considere someterse a una intervención de cirugía que rompa la dinámica de aumento de peso, ya que los riesgos de ésta son infinitamente menores a los riesgos de la obesidad en su propia salud”

Para estos tipos de obesidad se necesita un tratamiento eficaz y contundente para bajar su peso de la forma más rápida y segura posible, y se ha comprobado que el único tratamiento efectivo es la cirugía bariátrica (técnicas quirúrgicas y operaciones para tratar la obesidad).

Seguro los criterios de la Federación Internacional de Cirugía de la Obesidad (IFSO), los pacientes que tienen indicación quirúrgica son los siguientes:

  • Pacientes diabéticos (que no responden al tratamiento) con IMC superior a 30
  • Pacientes con IMC superior a 35 acompañadas de alguna de las patologías citadas con anterioridad: Diabetes, hipertensión, etc.
  • Pacientes con IMC superior a 40, aunque no presenten comorbilidades, pues estos tarde o temprano las tendrán.
Cirugía de la obesidad: tipos de operación y ventajas de la Laparoscopia

La primera opción terapéutica de la obesidad patológica siempre debe ser el tratamiento endocrino-dietético, basado en la reducción de ingesta, dieta hipocalórica, cambio de hábitos y cambio d la conducta frente a la alimentación.

En el caso de que este proceso fracase, existe la opción quirúrgica como solución definitiva. Antes de someterse a este proceso, el paciente debe ser analizado a conciencia para descartar trastornos médicos de origen tiroideo (hipotiroidismo) y también psicológicamente para detectar cualquier posible problema psiquiátrico que dificulte el seguimiento posterior del paciente.

La cirugía de reducción de peso se la conoce como Cirugía bariátrica, y la base es lograr la disminución del aporte calórico y la disminución de la absorción de los nutrientes.

Actualmente existen dos formas de operar:
  • Por laparotomía: cirugía convencional o abierta. Es muy agresiva y tiene unos riesgos derivados como la infección en la herida, hernias incisionales o eventraciones, problemas respiratorios, tromboembolismo,…
  • Por laparoscopia: cirugía sin abrir. Se realizan 5 orificios entre 5 y 12 cm, a través de los cuales se realizan las mismas e idénticas operaciones que por cirugía abierta. Con este método disminuyen los riesgos que presentan la cirugía abierta.

Al operarse por laparoscopia se evitan o disminuyen los riesgos que presentan la cirugía abierta como serían la infección de la herida quirúrgica, por el abundante panículo adiposo que presentan, las hernias incisionales o eventraciones, problemas respiratorios, problemas de tromboembolismo debido a la recuperación y deambulación precoz, y además de cicatrices pequeñas el dolor postoperatorio es mínimo.

LAS VENTAJAS DE LA CIRUGÍA DE LA OBESIDAD MÓRBIDA POR LAPAROSCOPIA SON:

Centro Laparoscópico Dr. ballesta

POCO AGRESIVA

En cirugía laparoscópica no se “abre“ al paciente. La operación se realiza a través de 5 trócares, por donde se introducirá todo el material quirúrgico necesarios para la intervención.

RAPIDEZ

Esta cirugía también es mucho más rápida de realizar para el cirujano, por lo que el tiempo total de la intervención se reduce sustancialmente en comparación con la cirugía abierta.

+
0
40.000

CIRUGÍAS POR LAPAROSCOPIA

TIEMPO DE RECUPERACIÓN

Al no “abrir“ al paciente el tiempo de recuperación desde la intervención se reduce sustancialmente. El paciente inicia la dieta oral a las 24 horas, abandonando el hospital a las 72 horas.

ESTÉTICAMENTE

El paciente no tendrá ninguna cicatriz quedándole sólo las incisiones de los trócares que resultan inapreciables a simple vista.

+
0
3.000

CIRUGÍAS OBESIDAD Y DIABETES REALIZADAS

El Dr. Ballesta recomienda la cirugía laparoscópica para tratar la obesidad mórbida. El Centro Laparoscópico Dr. Ballesta Està especializado en el By-Pass gástrico.

BY-Pass Gástrico

En Centro Laparoscópico Dr. Ballesta realizamos todas las operaciones de cirugía de la obesidad por laparoscopia, y nuestra experiencia nos dice que la técnica del By-Pass gástrico es la que mejores resultados obtiene a largo plazo sobre la obesidad mórbida.

La técnica del By-Pass gástrico por laparoscopia consiste en cortar, grapar y seccionar la parte más alta del estómago (donde entran inicialmente los alimentos) dejando un estómago pequeño de aproximadamente unos 50 cc que es lo que llamaremos reservorio. Eso se realiza mediante máquinas de sutura automáticas, especialmente diseñadas para tal fin.

A continuación se divide el intestino y se empalma con el reservorio de modo que los alimentos acceden directamente a tramos más lejanos del intestino delgado, retrasando la absorción de los alimentos que se produce en un recorrido de aproximadamente unos 1.5 a 2 metros.

Lo que se pretende con esta técnica es:

Reducir la cantidad total de alimentos ingeridos. Se come menos porque el reservorio que actúa de estómago es más pequeño y se llega antes a la sensación de saciedad.

Al pasar los alimentos directamente del estómago (reservorio) al intestino en tramos más lejanos se consigue reducir el contacto de los alimentos con la bilis y reducir la superficie de absorción del intestino en aproximadamente 2.5 a 3 metros.

En pacientes comedores de dulce (chocolates, bombones, etc.) aparece dolor abdominal y diarreas cuando toma este tipo de alimentos que paulatinamente le conllevan a una deshabituación y concluye por dejar de tomar alimentos hipercalóricos.

Algunos pacientes experimentan cambios en las apetencias por los alimentos de modo que tienen menos ansiedad por comer y algunos alientos que antes comían en exceso ahora ya no les encuentran tanto gusto.

En cirugía de la obesidad se realizan tres técnicas (operaciones), las técnicas restrictivas actúan sobre el estomago, disminuyendo su tamaño; las técnicas malabsortivas actúan sobre el intestino, haciendo un puente entre ellos; y las técnicas mixtas actúan en ambos órganos.

Hay distintas técnicas, las técnicas restrictivas actúan sobre el estomago, disminuyendo su tamaño; las técnicas malabsortivas actúan sobre el intestino, haciendo un puente entre ellos; y las técnicas mixtas actúan en ambos órganos.
  • Técnicas restrictivas puras

    Reducen la capacidad del estómago, haciéndolo entre 20 / 30 veces más pequeño, pero no actúan sobre el intestino, es decir, sobre la absorción de los alimentos.

    Se utilizan 3 operaciones:

    • Gastroplastia Vertical Anillada. G.V.A.: Se realiza el grapado y sección del estómago a nivel de la porción superior, en la curvatura menor, creando un reservorio de unos 30cc.; en la parte distal del grapado, se coloca una banda que circunda el reservorio.
    • Banda Gástrica: anilla (cincha o cinturón gástrico): Consiste en poner una banda o anilla alrededor de la parte alta del estómago, con lo cual se consigue una cavidad gástrica más pequeña, y el paciente come menos.
    • Gastrectomía Tubular o Sleeve gástrico (manga gástrica): Se realiza seccionando en el estómago de forma vertical, formando un tubo alargado, eliminando parte del mismo, por lo tanto es una técnica irreversible.

    Las técnicas restrictivas puras presentan un problema importante: La reganancia de peso (vuelven a ganar peso y están igual que antes de operarse), estando recomendado en índices (IMC) bajos, jóvenes y ancianos y mujeres que deseen tener hijos, no estando indicada esta técnica en pacientes con hernia de hiato y /o reflujo con esofagitis por lo que no se aconseja este tipo de cirugías como tratamiento primario o único. También está indicado como primer paso, en los súper obesos antes de realizarse una cirugía del tipo mixto.

    Paralelamente a la cirugía, los pacientes también tienen que aprender nuevos hábitos de vida, como aprender a comer y practicar de forma periódica ejercicio. La constancia y la voluntad son factores claves para la consecución del objetivo.

    Cuando esta técnica fracasa lo recomendable es realizar un bypass gástrico.

  • Técnicas malabsortivas

    Se reseca el estómago a una capacidad de 500cc aproximadamente. Se secciona o corta el duodeno (primera porción del intestino delgado) haciendo un puente del intestino hasta los 60-100 cm. antes del colon, donde se empalma.

    Con esta técnica se consigue una disminución importante de la absorción de los alimentos e impide que vuelva a ganar peso. Es una técnica muy efectiva para perder peso.

    Uno de los problemas que genera este tratamiento es que produce desnutrición severa y hace que el paciente tenga que tomar suplemento de vitaminas de por vida; por lo que la indicación queda reducida a muy pocos casos. Debido a estas complicaciones se están implantando las técnicas de tipo mixto.

  • Técnicas mixtas: By-Pass Gástrico

    Esta técnica combina una parte de restrictiva (se hace un estomago muy pequeño) logrando que se coma menos, y una parte malabsortiva (se hace un puente gastrointestinal que varía alrededor de 250cm de intestino) que disminuye el área de absorción de alimentos. Así se consigue reducir los déficits carenciales de nutrientes de la intervención anterior.

    El By-Pass Gástrico consigue la pérdida de peso mantenida en el tiempo y que el paciente no tenga que tomar de por vida un suplemento vitamínico.

    Esta es la operación que más se realiza en el mundo y se considera la mejor y más efectiva para tratar la Obesidad Mórbida, es decir, es el Gold Standard de la cirugía bariátrica.

    Cualquier que sea el método escogido, en Centro Laparoscopico Dr Ballesta llevamos años practicándolo por laparoscopia, aplicamos unos protocoles muy estrictos para que el paciente se encuentre en las condiciones óptimas para pasar realizar el proceso y se disminuyan las complicaciones en el postoperatorio; realizando siempre una cirugía en función de cada caso.

Cualquier que sea el método escogido, en Centro Laparoscopico Dr Ballesta llevamos años practicando la laparoscopia, aplicamos unos protocoles muy estrictos para que el paciente tenga las condiciones optimas para pasar el proceso y se disminuyan las complicaciones en el postoperatorio.

POSTOPERATORIO BY-PASS GÁSTRICO

La intervención por laparoscopia reduce considerablemente las molestias que puede sentir el paciente, aunque no las elimina del todo.

El paciente saldrá del quirófano con dos drenajes por donde el cuerpo eliminará líquido rosado y deberá permanecer en la cama hasta que el médico de permiso.

Al ser operador por laparoscopia, durante las primeras horas del post-operatorio, sentirá un dolor en el hombro izquierdo, producido por la distención del abdomen y malestar en la pared muscular del abdomen.

Se empezará a dar alimentación a las 24-48 horas después de la intervención hecho que provocará plenitud y pesadez en el estómago.

A los 2-3 días se dará de alta al paciente y las instrucciones a seguir en casa. Se realizaran controles periódicos para seguir la evolución.