E
Eructo:

El eructo es la regurgitación del aire gástrico a la boca o al exterior. Suele producirse después de las comidas e indica que la unión entre esófago y estómago no cierra bien. Precede al Reflujo Gástrico-Esofágico.

Esofagitis:

La Esofagitis es la inflamación del esófago, originada con mayor frecuencia a causa de reflujo gastro-esofágico, ya sea de tipo ácido o alcalino. Se puede diagnosticar por los síntomas clínicos, la endoscopia o la biopsia.

Esófago de Barrett:

El Esófago de Barret es el máximo grado de inflamación del esófago, como consecuencia del Reflujo Gastrico-Esofágico. Se caracteriza por la modificación de las células del esófago como paso previo a transformarse en cáncer.

Esteatosis hepática:

La Esteatosis hepática es otra forma de llamar al Hígado Graso.