R
Recuperación posquirúrgica:

La recuperación posquirúrgica es el tiempo que tarda el paciente en encontarse bien después de la operación.

Reflujo alcalino:

El reflujo alcalino es el término médico con el que se conoce también el reflujo biliar (dado que la bilis es alcalina), en contraposición al reflujo ácido, por ser la secreción del estómago ácida.

Reflujo biliar:

El reflujo biliar es el paso de la bilis al estómago y al esófago. Produce los mismos síntomas que el reflujo ácido.

Reflujo gástrico-esofágico:

El Reflujo Gástrico-Esofágico es el flujo en sentido inverso de contenido del estómago. En el extremo final del esófago se halla un esfínter, habitualmente cerrado, lo que impide que el contenido ácido del estómago pueda ascender hacia el esófago. Cuando este mecanismo falla se produce reflujo gastro-esofágico. El reflujo se ve favorecido en las situaciones de aumento de la producción de ácido por el estómago.

Regurgitaciones:

Las regurgitaciones son la subidas de pequeñas cantidades de alimento o líquidos a la boca. Generalmente se producen después de la ingesta y suelen ser por una incoordinación motora entre el esófago y el estómago.

Roncopatía:

Son los intensos ruidos que las personas producen durante el sueño, por el pasaje del aire atreves  de la tráquea. Pueden ser obstructivas o centrales. Las obstructivas se dan por ciertas estructuras de la boca y faringe que pueden ocluir parcialmente el paso del aire hasta la laringe y la tráquea. La obesidad es una causa importante, donde la grasa del cuello provoca compresión sobre la tráquea. La obstrucción puede ser completa y producir durante el sueño paradas respiratorias, que son las apneas del sueño. Las  personas presentan muchos trastornos como son la somnolencia, irritabilidad y otros por la mala oxigenación cerebral durante el sueño. Las personas que son sometidas al tratamiento de su obesidad mejoran notablemente estos trastornos.