banner-cirugia-obesidad

EVENTRACIÓN

Diagnóstico de la Eventración

En las intervenciones quirúrgicas abdominales se practican grandes incisiones, quedando amplias cicatrices. En ocasiones, la herida se infecta o salta algún punto de los que cierran la incisión de la pared abdominal. Cuando esto sucede, se produce una debilidad de la pared abdominal, apareciendo orificios por donde puede sobresalir una hernia, es decir, contenido intraabdominal recubierto por peritoneo. Se denomina eventración o hernia incisional a esta hernia postoperatoria. La infección de las heridas, los golpes de tos en el postoperatorio reciente, la obesidad y las reoperaciones predisponen a la aparición de eventraciones.

Tratamiento de la Eventración

El tratamiento de las eventraciones es quirúrgico y consiste en la reapertura de la antigua herida y cierre del orificio existente. Generalmente, se coloca una malla (tela sintética) por encima del orificio y por debajo de la piel, para conseguir un mejor refuerzo de la pared abdominal que suele estar muy dañada. La reparación quirúrgica también puede realizarse por laparoscopia sin tener que reabrir la cicatriz.