banner-cirugia-obesidad

LITIASIS BILIAR (Piedras en la vesícula)

Diagnóstico de la Litiasis Biliar

La vesícula biliar es un órgano, en forma de saco, en el cual se almacena la bilis producida por el hígado. La ingesta de alimentos supone un estímulo para la vesícula biliar que se contrae expulsando su contenido hacia el colédoco (conducto biliar principal) que desemboca en el duodeno. La bilis se mezcla con los alimentos en el tracto digestivo permitiendo así la absorción de las grasas.

Las colelitiasis o «piedras de la vesícula biliar» se producen por precipitación y cristalización de la bilis de la vesícula y aparecen en un 10% de la población general. El 50 % de los pacientes que presentan colelitiasis tendrá síntomas o complicaciones derivados de éstas.

Cuando la bilis está compuesta en igual proporción por fosfolípidos, sales biliares y colesterol, pierde la proporcionalidad y se forman las piedras (Colelitiasis). Estas piedras que se forman hasta en el 40% de las mujeres que han tenido hijos, pueden dar síntomas de las siguientes formas:

  • Cólico hepático: dolor agudo localizado en el lado derecho del abdomen, de instauración brusca, generalmente desencadenado por la ingesta de grasas o derivados y que suele durar entre 30 y 60 minutos.
  • Colecistitis aguda: inflamación de la vesícula biliar producida por obstrucción de su conducto cístico por donde sale la bilis de la vesícula al coledoco. En un 50% de los casos existe infección sobreañadida. Constituye una urgencia quirúrgica frecuente.
  • Pancreatitis aguda: inflamación del páncreas causada por una obstrucción transitoria por una litiasis de la desembocadura del colédoco en el duodeno. Un 20% de las pancreatitis son de carácter grave.
  • Coledocolitiasis: sucede cuando las litiasis de la vesícula migran hasta el colédoco. Una vez allí pueden causar: dolor cólico, ictericia, el paciente se pone amarillo por la retención de bilirrubina en la sangre; por obstrucción del conducto e infección de la bilis, dando fiebre y tiritona.
  • Cáncer de vesícula: existe una clara relación entre la colelitiasis y el cáncer de vesícula. La «vesícula en porcelana» (calcificación de las paredes de la vesícula) derivará en un 20% de los casos en un cáncer de vesícula.

Tratamiento de la Litiasis Biliar

Cuando un paciente es diagnosticado de piedras en la vesícula, debe operarse por laparoscopia; para evitar complicaciones y síntomas que hemos descrito. Si tiene cólicos hepáticos no debe esperar para la cirugía, pues el riesgo de complicaciones más graves y urgentes colecistitis aguda, pancreatitis y colangitis, tienen altas tasas de mortalidad (en la pancreatitis aguda hasta el 10%).

La cirugía se realiza por laparoscopia (a través de cánulas de 5 mm) y el ingreso medio es de 24 horas. Todas las operaciones pueden hacerse por laparoscopia, si bien para tratar las complicaciones (colecistitis, pancreatitis y colangitis) se necesita amplia experiencia en cirugía laparoscópica y que el centro donde se realice esté completamente equipado con coledoscopio y ecógrafo laparoscópico, además de radiología en quirófano.

Disponemos de una Guía de las Enfermedades de Hígado y Páncreas, que usted puede solicitar y que le enviaremos gratuitamente por correo.